inter sw / noticias / manual para iniciarte en el mundo del bdsm /
NOTICIAS SWINGER

Manual para iniciarte en el mundo del BDSM

Consensuar con tu pareja los límites y a qué estás dispuesto (a) es fundamental antes de realizar BDSM.

El BDSM (Bondage, Disciplina; Dominación y Sumisión; Sadismo y Masoquismo.) son una serie de prácticas en las que una pareja experimenta diferentes formas de placer dentro de una relación de dominante-sumisa(o). Si deseas iniciarte en este mundo debes tener presentes las siguientes recomendaciones.



Consensuar con tu pareja los límites y a qué estás dispuesto (a) es fundamental antes de realizar BDSM.

¿Quieres experimentar algo un poco diferente en tu vida sexual? Asistir a un bar sw o practicar el BDSM pueden ser dos actividades interesantes que, incluso, puedes mezclar porque en un bar swinger podrás encontrar a la persona ideal para que sea tu dominante o sumisa(o). Si quieres saber más del tema, ¡sigue leyendo!

 

Lo que debes saber del BDSM

 

Antes de sugerirle a tu pareja ir a un bar sw para hacer un intercambio de parejas o buscar un látigo para comenzar a darle azotes, lo ideal será aprender un poco sobre el BDSM, o al menos el significado de sus siglas: Bondage, Disciplina; Dominación y Sumisión; Sadismo y Masoquismo.

 

Continúa leyendo: Así es tener sexo con extraños en un bar swinger

 

Esta práctica se trata de intensidad y límites –como los que puedes experimentar en un bar sw– pero, así como es posible dar las mejores sensaciones, también existe una posibilidad de que te equivoques dentro de la práctica si no sabes cómo gestionarlo de la mejor manera; por ese motivo, queremos que no te inicies en este mundo siendo un inexperto, aquí te diremos qué es lo que debes hacer para disfrutar cada momento.

 

Cómo iniciarte y prepararte para una sesión BDSM

 

Al saber que hay pieles y umbrales del dolor diferentes, debes tener en cuenta que ser sumisa(o) no implica siempre masoquismo. Una cosa es ceder el control, las órdenes y la otra va directamente relacionada con infringir y recibir dolor. Hay personas a las que les gusta estar amarradas pero no encuentran placer en el sufrimiento o la vergüenza, a pesar de que lo más común es que disfruten de ambas prácticas. “Seguro, sano y consensuado” es un término muy común en las personas que practican BDSM.

 

Si vas a ir a tu primera sesión debes saber que ser sumisa(o) implica disciplina en todos los aspectos, esto implica que desde la puntualidad hasta el momento en que decides tener un orgasmo porque le pertenecen. A menudo, si no obedeces vas a recibir castigos.

 

Para iniciarte debes conocer lo que es, saber de tus límites, conocer la palabra de seguridad o definirla, ir muy bien depilada, con una higiene impecable y saber que dentro de las reglas que existen, la principal es obedecer, pero también no aceptar, por ninguna razón, cosas que no te gusten o te causen un dolor extremo imposible de soportar.

 

¿Cuál será tu límite? Tienes que descubrirlo

 

Quizás no lo sabías, pero el BDSM puede vivirse de diferentes maneras; por un lado, será un agregado al sexo convencional donde habrá dominación física, órdenes y dolor; por otro lado, sería la vivencia a través de cada práctica, en este lado será importante que ambos conozcan sus límites y que el otro te de confianza.

 

Te interesa: Conoce las 5 cosas que definitivamente tienes que hacer durante el sexo

 

Así como existen algunos límites en un club sw, dentro del BDSM también deberás identificarlos antes de iniciarte. No se trata solo de bondage, sadismo y masoquismo, sino también en las relaciones de dominación/sumisión. Lo primordial es vivirlo desde el placer y con intensidad, pero que no sobrepase tus posibilidades psicológicas y físicas.

Conoce las palabras de seguridad

 

Cuando te hablamos de esto nos referimos a esa palabra que le dirá a la otra persona que debe parar. Esto es algo que se pacta previamente al juego y debe ser elegida de manera tal que no pueda ser confundida dentro del sexo, por ejemplo “noooo” o “para, para, para” pueden ser usadas sin tener esa intención real, ya que muchas veces parte de la diversión es manifestar un poco de resistencia, liberar tensión o llevar la contraria.

 

Si tu eres novato y deseas iniciarte, debes dejar la palabra clara desde el principio, sobre todo porque hasta ahora vas a conocer tus límites. La idea es que sea fácil de recordar, sea clara para los dos y no tenga nada que ver con los juegos que piensas experimentar. Ten presente que jamás será malo decir que no quieres más o que necesitas parar, ser un dominador o sumiso, implica saber que cada persona tiene un punto extremo en el que no puede avanzar más.

 

Entre las opciones para determinar límites, está el semáforo, y funciona igual que para los automóviles. Es simple, verde indica que todo está bien y puede seguir, amarillo que está avanzando pero que aún puedes tolerarlo y el rojo es que deseas parar de inmediato o que por lo menos le baje un poco a intensidad de la sumisión que esté efectuando sobre ti. Lo indispensable es que te conozcas, tengas claro lo que deseas probar y relajes tu cuerpo para que puedas disfrutar de cada momento.

 

Algunos de los aspectos que debes tener en cuenta

 

1. Lo importante del aftercare: después de una sesión de BDSM debes experimentar algo único, y es conocido en este mundo como aftercare o el cuidado después. Consta de caricias o simplemente hablar, y puede durar desde 10 minutos hasta una semana, dependerá de lo que hayas experimentado con esa persona. Así que, si tu dominante no te habla de un aftercare, será mejor que pases la página.

 

2. La responsabilidad de ser dominante: cuando las parejas liberales deciden quién será el dominante de la relación, deben saber que no se trata únicamente de dar un par de nalgadas a tu pareja. La práctica del BDSM se construye con confianza y el dominante estará para cuidarte de manera física, mental y emocionalmente. Trabaja con esas bases primero.

 

3. Seguridad como prioridad: en este tipo de práctica puede haber cientos de elementos que complementan el placer como: nalgadas, esposas, pinzas, azotes, amarres y muchos más. Toma las precauciones que sean necesarias para evitar inconvenientes, sobre todo a la hora de elegir juguetes, procura que sean de buena calidad para no lastimar el cuerpo de tu pareja.

 

Te interesa: Algunas de las mejores posiciones sexuales que debes intentar

 

4. Identifica a un buen(a) dominante: muchos de los dominantes no saben qué hacer a totalidad con su sumisa(o), creyendo que puede n obligar o mandarlo con frases como “no puedes hacer nada que yo no quiera porque eres mi sumisa(o)”. Lo primordial es que te pregunte sobre tus límites porque si no lo hace, no podrá hacer nada con la otra persona.

 

Ahora que sabes algunas reglas básicas sobre el BDSM podrás experimentarlo de la mejor manera y sintiendo placer en cada instante. El sexo debe ser un momento de disfrute y con este toque podrás conocer tus más íntimos deseos eróticos, diferentes y llenos de fantasías cumplidas, ¿estás listo para vivir esta nueva sensación?



¡Atrévete a vivir nuevas experiencias!
Comparte esta nota


OTRAS NOTICIAS SWINGER



CONTACTO


ENVIAR

Ver como llegar aquí

img-flecha

Carrera 18 No 78-50 Bogotá Colombia
TEL. 458 1927 - 311 207 64 64


Vive nuevas experiencias de placer como el BDSM en InterSpa. ¡Realiza tu reserva hoy!

Todos los derechos reservados ©Inter sw . Posicionamiento seo y desarrollo de página web por PAXZU - Políticas - Mapa del sitio